#ALERTA: Disparos de militares obliga a protestante a huir a las montañas, entre ellos dos defensores de los pueblos indígenas

0
2081

Tegucigalpa.

Militares pertenecientes al Décimo Batallón de Infantería con sede en Marcala, La Paz, ha disparado balas convencionales contra los manifestantes que participaban en una toma a la altura del Municipio de Jesús de Otoro departamento de Intibucá.

Para salvaguardar la vida, los ciudadanos del sector han tenido que huir hacia la montaña. En la toma de ese sector participan los defensores de los pueblos indígenas Salvador Zúniga, su hija Berta Zúniga Cáceres, actual coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) y Lenin Laínez, suplente en la diputación de Olivia Zúniga Cáceres.

Desde el momento del tiroteo se ha perdido contacto tanto con Salvador Zúniga como con su hija Berta Zúniga y no se sabe de su destino hasta el momento. El Comité de familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), ya puso de conocimiento al Sistema Nacional  de protección de Defensores de la situación de ambos beneficiarios de Medidas cautelares de otorgadas por la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH).

El décimo Batallón de Infantería desde los años ochenta ha sido considerado de los más temibles, ya que en esa época eran expertos para la desaparición y tortura de disidentes políticos

También el defensor de los derechos humanos y dirigente magisterial en la zona oriental del país, Mario Argeñal, denunció al Cofadeh que fue amenazado directamente por el oficial Fernando Leiva del Onceavo Batallón de Infantería.

De acuerdo a la denuncia realizada por el profesor Argeñal, el oficial lo responsabilizó de los hechos que se puedan suscitar durante el paro nacional y que sería él quien tendría que responder por los sucesos que se den  entre los militares y los manifestantes.