Alerta: Desaparece custodio electoral

0
2038

Desde el sábado 11 de marzo del 2017, la familia de Rainherth Manuel Valladares Barahona de 21 años, no sabe de su paradero. Él viste camiseta gris, suéter verde, pantalón jeans azul oscuro, el mide 1.75 metros, tez trigueña y ojos color café, cabello liso (peinado hacia un lado) y un poco de barba en el mentón.

El joven es estudiante de la carrera de trabajo social de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), y parte del equipo de custodios electorales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) para las elecciones primarias que se llevaron a cabo ayer domingo.

Valladares, fue asignado al municipio de San Luís, Santa Bárbara, occidente del país, por lo que abordó un autobus de la empresa “Junqueños” en Comayagüela a eso de las 10:00 a.m. aunque debía irse con otro grupo de compañeros, él se atrasó porque no tenía dinero para viajar, hasta que consiguió prestado.

“Mi hijo me llamo vía Wathsapp a las 12:54 de mediodía del sábado, me dijo que estaba bien y que él iba por Siguatepeque, que se encontraba en un comedor -Betania- yo lo volví a llamar a la 1:32 de la tarde pero ya no me contestó” denunció su padre Jemsil Manuel Valladares, en la oficina del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH).

Por su trabajo, el universitario sería remunerado con cinco mil lempiras de parte del TSE, “andaba en su maleta, acreditación, tablet y chaleco del Tribunal Supremo Electoral que lo identificaría plenamente ante la comunidad de San Luis, Santa Bárbara, y de allí lo iban a desplazar a la aldea Colirio”, agregó el padre, quien no lo volvió a llamar creyendo que se le había descargado el teléfono.

Ayer volvió a llamarlo, pero fue imposible; Entonces se comunicó con una de sus compañeras quien le afirmó que Rainherth Manuel Valladares Barahona nunca llegó a su destino, aunque el joven le manifestó que había salido de Tegucigalpa a la 10:30 am del sábado. A las 12:59 de mediodía ella lo llamó para decirle que a las 3:00 p.m. tenía que estar en San Luís, porque después los trasladarían a la comunidad asignada “contestándole mi hijo que no iba a llegar a tiempo, que llegaría más tarde”, pero nunca llegó, lamentó el desesperado padre.

La encargada del grupo de custodios electorales del TSE desconoce el paradero del estudiante universitario, sus compañeros tampoco tienen mayor información.

Dos semanas antes las autoridades de la UNAH los habían llevado la Esperanza, y los habían invitado al aniversario de Bertha Cáceres.

Para cualquier información del su paradero puede comunicarse a los teléfonos 9460-7028 y 9451-5910, o a cualquier oficina del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), donde labora con JEMSIL MANUEL VALLADARES, padre del joven.

Así mismo a la oficina del COFADEH 2220-5280