AJD conmemora 10 años de lucha por la independencia del Poder Judicial

0
724

San Pedro Sula.

Por Marvin Palacios
La Asociación de Jueces por la Democracia (AJD) arribó a 10 años de lucha por la independencia del poder judicial en Honduras.

La historia registra que el proyecto asociativo se constituyó en agosto de 2006, en el salón de la Casa de la Juventud de San Pedro Sula, donde se planteó la responsabilidad de contribuir a “concientizar a los juzgadores sobre la importancia de materializar los valores constitucionales, promover la satisfacción del derecho fundamental a la justicia y procurar la legitimación democrática del juez por su acción jurisdiccional de salvaguarda de las libertades y derechos fundamentales, entre otros fines.

Para la celebración de los 10 años de existencia,  la AJD organizó una jornada de foros para el intercambio de experiencias y el debate en torno a los problemas actuales de la jurisdicción en Centroamérica, especialmente sobre los atentados o perturbaciones a la independencia judicial y el rol de la jurisdicción en los procesos democráticos.

En el panel sobre el tema: “Jueces y Sociedad Civil”, en la cual participaron la Directora Ejecutiva del Centro de Derechos de Mujeres, Gilda Rivera, la Coordinadora Genera del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), Bertha Oliva, por la Comisión Internacional de Juristas, Ramón Cadena, el sacerdote jesuita Ismael Moreno del Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC) y la jueza Tirza Flores en calidad de moderadora del panel.

Gilda Rivera de CDM dijo que la Asociación de Jueces por la Democracia (AJD) nació con una profunda madurez política y un alto compromiso con la justicia en el país.

Rivera indicó que el camino recorrido por esta asociación no ha sido fácil, “sé que en algunos momentos han estado a punto como lo hemos vivido muchísimos defensores y defensoras en este país de tirar la toalla, porque vemos que las condiciones por las que luchamos no avanzan y además porque enfrentamos constantemente situaciones adversas, pero sigan ahí, aportando en la construcción de una democracia”.

“Son la voz de alerta en un país donde los juzgadores se convirtieron en la mascarada de poder soberano”

berta en evento ajdPor su parte la Coordinadora General del COFADEH, Bertha Oliva comenzó expresando que la idea de unos pocos jueces y juezas de constituirse en una asociación que demanda la independencia del poder judicial, “es un indicativo que algo grave acontece en el sistema de justicia”.

Si la independencia de jueces y juezas está en peligro para conocer sus casos y emitir sus resoluciones y fortalecer la democracia, entonces la cosa realmente para mí, para el COFADEH es seria, señaló Oliva.

“Y esa seriedad nos indica que todos y todas estamos en peligro, y esto de organizarse es raro porque desde 1906 hasta el año 2003, el sistema bipartidista nos hizo ver como dioses y diosas del Olimpo, a los hombres y mujeres con toga; las personas comunes no podíamos ni saludar a esos seres todopoderosos que tenían absoluta discrecionalidad para abrir expedientes, investigar los hechos, valorar la prueba, juzgar la responsabilidad y juzgar las causas”, reflexionó la defensora de derechos humanos.

Oliva comentó sobre la poesía del poeta hondureño Roberto Sosa, titulado “La Casa de la Justicia”, en cuyo primer verso expresa lo siguiente: Entré en la Casa de la justicia, de mi país y comprobé que es un templo de encantadores de serpientes”.

Ahí el poeta describe la triste realidad de la justicia en Honduras, en donde no hay espacio para la sociedad organizada, ni para organizarse desde adentro en la defensa de la independencia para juzgar y para defender los propios derechos políticos de las personas juzgadoras, comentó la coordinadora general del COFADEH.

El 5 de octubre de 2015, después de un litigio internacional que llevó más de 5 años, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió sentencia y condenó al estado de Honduras por la destitución de la magistrada Tirza Flores y los jueces Guillermo López Lone, Luis Chévez y Ramón Enrique Barrios, por realizar manifestaciones, acciones jurídicas y expresiones contra el golpe de Estado de 2009.

La CIDH expresó que la decisión de destituir a la magistrada y los jueces adoptada por la Corte Suprema de Justicia de Honduras fue arbitraria. La CIDH fue contundente al señalar que los procesos disciplinarios aplicados contra las víctimas fueron iniciados en razón de sus actuaciones en defensa de la democracia, aclarando a la vez que estas acciones no sólo correspondían al ejercicio de un derecho; sino al cumplimiento de un deber.

De esta manera la sentencia reivindica la dignidad de los jueces y la magistrada, quienes durante años sufrieron de constantes actos de estigmatización y acoso por actuar de forma consecuente con sus valores y principios democráticos.

Tanto la magistrada de Corte de Apelaciones Tirza Flores y los jueces Guillermo López Lone, Luis Chévez y Ramón Enrique Barrios son miembros fundadores de la Asociación de Jueces por la Democracia (AJD).

Al referirse a la AJD, Bertha Oliva dijo que los jueces y juezas que hoy nos convocan, no son personas raras, no le tienen miedo ni a la gente ni a las organizaciones, ellos y ellas ven lo que otros no ven del poder judicial, porque ven sin cálculo ni conveniencia individual, han arriesgado sus puestos y han expuestos sus vidas.

“Estos seres convocantes ven la conveniencia colectiva de un país que se derrumba en confianza, que se cae en pedazos su reputación institucional, son la voz de alerta en un país donde los juzgadores se convirtieron en la mascarada de poder soberano; en jueces constituyentes, en padres y madres de la Constitución, una legión de 15 togados que sustituye a la Asamblea Nacional Constituyente en los temas pétreos eso es lo que estamos viendo; un pleno de 2 partidos que sustituye inclusive el congreso de 7 bancadas”.

Sobre el tema Jueces y Sociedad Civil, el sacerdote jesuita Ismael Moreno destacó que el encuentro en un país de tantos desencuentros como el hondureño entre sectores afines, aunque seamos diferentes, tiene una necesidad profunda.

“Y es que estamos avanzando cada vez más a estar amenazados, y ante la creciente amenaza a la que estamos sometidos tenemos que apropiarnos, hasta por razones de supervivencia”, apuntó Moreno.

Añadió que estamos avanzando cada vez con más agilidad y el proceso así nos condice, hacia un estado conducido por criminales, todas estas décadas el estado ha estado conducido por mafias que han entendido el estado como negocio; pero cada vez vamos avanzando a que esas mafias son más redes de criminal que incluso que de políticos.

“Por lo tanto es importante que nos encontremos con la ADJ, para que podamos contribuir a que el sistema de justicia pueda contar con personas que todavía sigan creyendo  en el estado de derecho y en una imparcialidad de la justicia, que en última instancia pueda responder a la necesidad de escuchar los clamores de las poblaciones cada vez más indefensas”, sostuvo el sacerdote Ismael Moreno.

A la celebración acudieron representantes del Foro de Jueces Democráticos e Independientes de El Salvador, la Asociación de Jueces por la Integridad de Guatemala, la Asociación Costarricense de la Judicatura, el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), la Comisión Internacional de Juristas y como invitados especiales expertos de Jueces para la Democracia de España y de la Nueva Asociación de Jueces de Alemania, así como la Representante Residente de la Oficina para el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, María Soledad Pazo.

El boletín informativo de la AJD distribuido a la prensa destaca que “el camino de esta asociación no ha sido fácil, porque estos 10 años de existencia, son a su vez, un testimonio de la resistencia a los intentos de las autoridades por desarticular este colectivo asociativo.

Las jornadas de derecho se desarrollaron durante los días 23 y 24 de septiembre. El viernes 23 se abordaron los temas: “Jueces y Sociedad Civil”, “Independencia Judicial y Asociacionismo”, “Poder Judicial y Estado de Derecho” y el sábado 24, la Asociación de Jueces por la Democracia  tuvo su Asamblea General y desarrolló el tema: “Derechos y Libertades de los Jueces”.