Acaparamiento de tierras, extractivismo y proyectos de energía solar amenazan a los pueblos del sur

0
275

Choluteca, Choluteca.

Por Marvin Palacios
Ante unas 150 personas que se reunieron en un salón del hotel Gualiqueme de esta ciudad, el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH) con el apoyo de HEKS desarrolló el foro: “Situación de los Derechos Humanos en la Zona Sur”.

En el foro se denunció que las empresas mineras, los proyectos de generación de energía solar y el acaparamiento de tierras amenazan la vida  de los pueblos más pobres de la zona sur. Y que en este contexto se producen serias violaciones a los derechos humanos.
El coordinador de la Asociación para el Desarrollo de la Península de Zacate Grande (ADEPZA), Pedro Canales expuso que es necesario generar conciencia en el pueblo de la zona sur, respecto del reclamo de los derechos humanos.

Por su parte la Coordinadora General del (COFADEH) Bertha Oliva, resaltó el acompañamiento que el comité ha brindado desde hace más de 10 años a las comunidades de la Península de Zacate Grande y otros sectores, a través de la formación en derechos humanos,  la asesoría y representación legal, sobre todo en los casos de campesinos y pescadores que han sido criminalizados por su lucha de los territorios y la liberación de las playas del Golfo de Fonseca.

foro cholutecaSolo en la Península de Zacate Grande la familia del terrateniente y agroindustrial Miguel Facussé tiene en su poder más de 3 mil 800 manzanas de tierras, cuando esta porción del país se compone de 7 mil 400 hectáreas.

En dicha península habitan 10 comunidades conformadas por campesinos y pescadores, muchas de las cuales se debaten en la pobreza y pobreza extrema.

“En diciembre pasado terminamos 8 años de medidas sustitutivas a la cárcel, 31 campesinos de la Península de Zacate Grande enjuiciados y procesados por el apoderado legal de Miguel Facussé, por el diputado Tony Zambrano, y por el poder económico que tiene la familia Facussé en la zona sur y a nivel nacional”, detalló Canales.

Canales dijo que las comunidades se organizaron en el año 2000 para hacerle frente al problema de la tenencia de la tierra. “La situación de Zacate Grande pienso yo que se compara con la del Bajo Aguán, a excepción que en Zacate Grande no ha habido asesinatos, pero de ahí no hay nada que nos separe”.

El Coordinador de la ADEPZA comentó  que una vez que se organizaron las comunidades, comenzaron las violaciones a los derechos humanos y los hostigamientos de familias que afirmaban haber comprado amplias extensiones de tierras a la familia de Carmen Malespín (a la que se atribuye la pertenencia de la Península de Zacate Grande).

Actualmente las familias más ricas del país, incluso la del propio presidente Juan Orlando Hernández, poseen tierras en Zacate Grande, aseguró el líder de ADEPZA.

“Lo más triste de lo que nosotros hemos vivido es el desalojo de la Playa Las Gaviotas en 2003, donde el argumento para enjuiciar a una familia conformada por Narda y Gérman, era que ellos vivían a orillas de la playa, cuando las playas son del pueblo. Pero detrás de todo eso había millones de lempiras  para el despojo de esa familia”., comentó Canales.

Pedro Canales
Pedro Canales

Esa familia estuvo 30 días en la cárcel y después de eso la Corte de Choluteca falló en contra de esta familia, el juicio continuó y en el 2007, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) falló a favor de la familia y ordenó a la jueza de Amapala que la reubicara, y la jueza hasta el día de hoy no acató la orden de la Corte.

“La situación de Zacate Grande se vuelve difícil, antes se violaban derechos de las familias, hoy se enjuicia a luchadores y luchadoras por la vida, por la tierra. Cuando se instaló la radio La Voz de Zacate Grande fuimos enjuiciados 8 personas, por los delitos de usurpación, desobediencia y evasión fiscal”, explicó Pedro Canales.

“Los pueblos luchan y seguimos luchando, en el territorio de Zacate Grande, 3 mil 800 manzanas de tierras, las tiene Miguel Facussé escrituradas, otra porción la tienen las comunidades y una tercera porción los ricos”.

Por ejemplo la Guayaba es de Juan Orlando Hernández, ahí tienen la propiedad que antes era de Max Velásquez, después Callejas se la robó y ahora es de Juan Orlando Hernández; y todo eso genera violación de derechos humanos, porque esos millones que gastaron, demolieron toda la casa de Callejas y la reconstruyeron enfrente de los pueblos pobres que luchan pescando para sobrevivir “, comentó el líder comunitario.

Los pueblos de la zona sur enfrentan los impactos de las extracciones mineras, los proyectos de energía solar y el acaparamiento de vastas extensiones de tierra a manos de terratenientes.

Durante el foro los asistentes manifestaron la solidaridad a los estudiantes universitarios del Centro Universitario Regional del Litoral del Pacífico (CURLP) que exigen la creación de nuevas carreras, la dotación de mobiliario y equipos y el fin del nepotismo que prevalece en ese centro educativo superior de la zona sur, según denunciaron.

Actualmente solo 3 carreras se imparten en el CURLP, en menoscabo de la educación pública y el derecho a la educación, en momentos cuando las universidades privadas ofrecen las mayores ofertas educativas.

Carlos del Cid en representación del Observatorio Ecuménico Internacional de Derechos Humanos (OEIDH) disertó sobre la religiosidad y la espiritualidad en la defensa de los derechos humanos.

Al evento asistieron integrantes de la Red de Defensores y Defensoras de Derechos Humanos de la Zona Sur (REDEHSUR), red  conformada por el COFADEH, la Red de Mujeres contra la Violencia, integrantes de Comisiones de Transparencia, miembros de la Asociación para el Desarrollo de la Península de Zacate Grande (ADEPZA), miembros del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) del centro Universitario Regional del Litoral del Pacífico (CURLP)  invitados especiales, diputadas al Congreso Nacional, y profesionales del derecho, entre otros asistentes.